LA IMPORTANCIA DE UN BUEN GRIP

Material

El grip, junto con la varilla y la cabeza del palo, son los tres componentes que conforman un palo de golf.

En muchas ocasiones prestamos mucha atención a escoger correctamente la varilla o la cabeza del palo, dejando de lado la elección del grip; y esto sin duda es un error: el grip es nuestra única y principal conexión con el palo de golf… si tenemos esto en mente seremos conscientes de que la importancia de los grips de nuestros palos es mucho más trascendente de lo que nos creemos.

Por todo esto hemos querido dedicar un artículo especial sobre los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de escoger el grip.

 

EL TAMAÑO DEL GRIP

El grip es la parte del palo encargada de transmitirnos las sensaciones del palo al golpear la bola. Si el grip está correctamente adaptado a nuestras características físicas y de juego, nos facilitará el movimiento de swing. Pero, en caso contrario, si el tamaño no es el adecuado afectará a nuestro juego.
Los efectos de un grip de tamaño inadecuado sobre nuestro juego pueden ser distintos:

  • Si el grip es muy grueso, tendrás dificultad de poder cerrar la mano, por tanto entorpecerá la rotación natural de los antebrazos, limitando la libertad en el movimiento de las muñecas, pudiendo generar incluso una lesión. El problema que tendremos al golpear la bola, será un fallo siempre relacionado con llegar con la cara del palo abierta en el impacto y por consecuencia un efecto de izquierda a derecha (Fade, Push, Push Slice, Push Hook).
  • Si grip resulta demasiado fino, te verás obligado a acentuar la rotación de los antebrazos y la acción de las muñecas, aumentando así la posibilidad de que el golpe se desplace hacia la izquierda. Con una empuñadura pequeña tampoco sería de extrañar que el palo se nos escapase de las manos, produciendo golpes realmente malos. Las muñecas y las manos tendrán una excesiva acción y por tanto la cara tendrá una tendencia a llegar cerrada en el impacto. Al golpear la bola generarás un efecto de derecha a izquierda (Draw, Pull, Hook o Pull Hook).

En consecuencia, conviene saber que para determinar que el tamaño del grip es el correcto, lo que  debemos tener en cuenta es la sensación que sentimos al coger el grip: debe darnos seguridad y no tener tensión en los antebrazos. Algo fundamental es notar que las muñecas están totalmente sueltas.

 

EL PESO DEL GRIP

Un peso inadecuado del grip puede afectar al swing weight, que es el punto de equilibrio entre los pesos de cabeza, varilla y grip que determinará la sensación de peso en la cabeza del palo a la hora de realizar un swing.

Si el Swing Weight está desequilibrado puede afectar a los golpes de la siguiente forma:

  • Si el grip es más ligero de lo que debería, el Swing Weight será más alto sobre la cabeza y la trayectoria será más alta, debido a que la varilla podrá trabajar más y tendrá como consecuencia un MOI más alto. Por tanto la varilla será más blanda y trabajará en el impacto en otro plano, y el control del palo y de trayectoria será más limitado afectando a tus golpes.
  • Si el grip es más pesado de lo que debería, entonces el Swing Weight queda más hacia el grip, y el MOI será más bajo y por tanto la varilla será un poco más dura y trabajará en el impacto en otro plano, por tanto, el vuelo de bola será más penetrante y más baja y el control del palo será un poco más alto pero se apreciará un leve pérdida de distancia.

Es aconsejable que si cambias el grip para uno más adaptado a tu fisionomía, tengas en cuenta este aspecto. Conviene que elijas un nuevo grip del mismo peso que el antiguo, para que no se vea afectado tu juego con el cambio de grip.

 

LOS MATERIALES DEL GRIP

En el mercado hay gran variedad de materiales de fabricación de los grips, los hay de caucho, encordados, de goma…

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir el material del grip es la climatología en la que sueles jugar (climas cálidos y secos, o condiciones lluviosas o de humedad).

La gran mayoría de los grips están fabricados en goma, pero hay otros que incluyen incrustaciones de corcho, un material que permite aumentar la durabilidad del grip. También los hay con cordoncillo, que ofrece un mejor agarre, aunque su tacto es más duro.

Pero si lo que buscamos es un material ligero, deberemos decantarnos por el elastómero o por el termoplástico, que ofrecen una buena adhesión, si bien suelen ser más adecuados para climas cálidos o para el verano.

El material que escojamos para nuestro grip también dependerá en gran medida de nuestras propias sensaciones personales. Si tienes la posibilidad, prueba diferentes opciones de materiales, para ver cuál te transmite las sensaciones de seguridad y confianza tan necesarias para jugar al golf.

 

De cualquier manera, conviene tener presente que con el tiempo y el uso los grips van perdiendo sus propiedades elásticas y de agarre, por lo que es recomendable cambiarlos al menos una vez al año si juegas regularmente.

 

LOS CUIDADOS DEL GRIP

Si los grips están muy usados, sucios o resbaladizos, tenderás a agarrar el palo con más fuerza, creando tensión en manos y brazos, lo que sin duda afectará al swing, e incluso puede provocarte alguna lesión.

Que el grip esté cuidado es fundamental para que las sensaciones que tengamos al agarrarlo sean las deseadas, por lo que por ello es primordial que:

  • No acumular en el grip polvo o agua. Ten en cuenta que un mango sucio puede hacer que se escurran tus manos y te dará una gran inseguridad.
  • Limpia los grips de goma cada cuatro o cinco partidos: las empuñaduras se mantendrán como nuevas. Para hacerlo te recomendamos que utilices un trapo humedecido con agua jabonosa. Hazlo justo antes de salir a jugar y sécalos siempre bien.
  • Algo recomendable es llevar en la bolsa varias toallas con las que poder secar la empuñadura en caso de que llueva.
  • Si vas a tener el equipo guardado durante cierto tiempo, es recomendable que se mantenga alejado de temperaturas extremas, sin que reciban el sol de pleno ni tampoco el frío. Cualquiera de estas cosas podría endurecer la goma del grip, lo que hace que se seque y consecuentemente que pierda la mayoría de sus propiedades.

 

Por último, si notas que el grip no le sujeta bien o que no le transfiere las sensaciones habituales, y pierdes seguridad y confianza no dudes en cambiarlo. Podrás hacerlo en cualquier taller especializado.

Publicado en: Golf, Material