UTILIZA EL CODO PARA REDUCIR EL SLICE

Entrenamiento

Con seguridad habrás escuchado en más de una ocasión que algunos profesionales se quedan “pegados” durante el downswing.

El significado de esta expresión no es otro que el hecho de dejar que el codo derecho se quede pegado a la cadera en la última parte del downswing, lo que por supuesto, tiene sus motivos.

 

El jugador amateur tiene tendencia a colocar el codo derecho (para los diestros) demasiado alejado de la cadera durante el downswing y con ello lo que se consigue es una trayectoria de swing de fuera a dentro que tendrá como resultado casi con toda seguridad, un finish en el que el brazo izquierdo cruza el pecho, o dicho en otras palabras: un movimiento sin potencia que suele terminar en un pull o en un terrible e inevitable slice.

 

Cómo evitarlo:

  • Haz un swing hasta lo alto
  • Baja el palo hasta una posición en la que la varilla del palo se encuentre paralela o ligeramente por dentro de la línea del objetivo, según se acerca a la mitad del downswing.
  • Intenta concentrarte en mantener el codo derecho cerca de la cadera derecha, siempre por delante, pero sin llegar a estar totalmente pegado.

 

Intenta practicar esta posición hasta memorizarla y así poder realizarla en tus golpes de swing completo, verás como pronto notarás los resultados.

Publicado en: Golf, Entrenamiento