GOLPES CON HIERBA ALTA

Entrenamiento

Muchos jugadores se ponen nerviosos y comienzan a plantearse un montón de dudas cuando ven que su bola ha caído en una zona en la que la hierba está más alta de lo habitual. Sin embargo, son esos nervios los que más juegan en nuestra contra, ya que lo más importante en esta situación es intentar mantener la calma y tratar de tener bien clara una única cosa:

Cuanto más alto es el raf, más fuerte hay que tener y mantener el grip.

 

Efectivamente, cuando la hierba esté alta deberemos sentir fuertes los dedos en el grip.

Ésta es la única forma de asegurar que mantendremos la misma velocidad durante todo el swing, algo que resulta fundamental para conseguir correctos resultados: es la única manera para que la cara del palo llegue correctamente a la bola y no se clave en la hierba.

Un golpe en el que el grip sea débil sólo conllevará una incorrecta utilización de las manos, lo que supone que la cara del palo se clave en la hierba alta, al tiempo que entrará algo cerrada. Todo esto se resume, en definitiva, en que la bola saldrá totalmente descontrolada: topazos o saltos de rana son habituales en estos casos.

Publicado en: Golf, Entrenamiento