CHIP A UNA MANO

Entrenamiento

Todos queremos que nuestros golpes de chip sean consistentes y precisos.

Para conseguir ambas cosas, deberemos tener en cuenta cuatro factores principalmente:

  • Mantener la cara cuadrada al objetivo a través de la zona de impacto.
  • Dar el golpe con una trayectoria descendente.
  • Mantener un ritmo constante.
  • Sostener las muñecas firmes (lo que no significa que estén demasiado rígidas, pero tampoco pueden estar demasiado sueltas).

Somos conscientes de que todo esto es fácil de decir pero difícil de conseguir… para ayudarte a lograrlo te proponemos un sencillo ejercicio:

Basta con que practiques el golpe con una sola mano.

Obligándote a golpear con una sola mano, podrás sentir a la perfección la firmeza que debe tener tu muñeca a lo largo de todo el swing: comprobarás que si tu muñeca está demasiado rígida o demasiado suelta, el golpe se resentirá de inmediato.

Además te resultará más fácil ser consciente de en qué situación se encuentra la cara del palo a través del golpe, así como del ritmo de swing (no debemos acelerar en exceso ni teledirigir el movimiento, ya que en ambos casos tendremos un resultado sin duda deficiente).

Para dar estos golpes con una sola mano, empieza agarrando el palo con las dos manos, tal y como harías normalmente, para a continuación retirar la mano que ha quedado más alta y proceder a dar el golpe.

Aunque al principio pueda resultarte complicado, te recomendamos que lo repitas todo lo posible y verás como poco a poco vas controlando todo el movimiento.

Publicado en: Golf, Entrenamiento