Salpa

Especies

Desconfianza y una enorme fuerza física, estas son sin duda las dos características que mejor definen la Salpa.

Características

Familia: Espáridos

  • Cuerpo alargado.
  • Boca pequeña, de labios carnosos y dientes muy afilados.
  • Cuenta con una docena de franjas longitudinales en color dorado que son muy características de esta especie.
  • Tamaño medio: 40 cm.
  • Peso: no suele superar el kilo.
  • Gregario, vive en densos bancos en los que el movimiento de cada uno de los ejemplares se realiza en perfecta sincronía con el resto del grupo (algo que debe tener en cuenta el pescador, puesto que si asusta a un individuo y huye, lo harán todos).

Alimentación

La Salpa es un pez básicamente herbívoro que se nutre casi en exclusiva de las algas que recubren las rocas.

Localización

Esta especie se localiza habitualmente en fondos rocosos o arenoso-fangosos, cubiertos de algas y con praderas de posidonias, desde la superficie hasta, como máximo, los 20 m.
Es sobre todo abundante en el Mediterráneo.

Formas de pesca

Lo más habitual es utilizar una caña de lanzado; podremos optar por una boloñesa de unos 5 a 6 metros de largo, con un carreteque lleve nailon de 0,20-0,22. Por supuesto necesitaremos del uso de flotador, cuyo peso deberá estar comprendido entre 1 y 4 g. A la hora de seleccionar su forma deberemos observar el estado de la mar, de manera que si ésta se encuentra movida optaremos por un flotador ovalado, mientras que si el mar está calma será preferible uno fusiforme.
Para equilibrar correctamente el flotador podremos valernos de una lágrima o de los balines de plomo rajados.
Como cebo utilizaremos pastas o masillas, teniendo en cuenta que la gamba y el mejillón pueden también dar fantásticos resultados.
Muy corriente para la pesca de la Salpa es también el uso de la denominada “hierba”, esto es, el alga filiforme que podemos encontrar pegada a las rocas o en las cavidades de las escolleras. Para que podamos obtener resultados con ella, deberemos coger una pequeña cantidad y la enrollaremos entorno al anzuelo cuidando de pasar un par de veces la punta de éste por el alga previamente enrollada (para que quede bien fijada). Después dejaremos colgando un pequeño “mechón”, que será el engaño previo con el que conseguiremos atraer la confianza de estos ejemplares.
La acción de pesca es muy sencilla: simplemente deberemos lanzar los cebos tras haberle dado al flotador un fondo tal que aquellos puedan quedar a unos 40 cm. por encima del fondo.
Deberemos estar pendientes del flotador, que será nuestro indicador: en el momento en que veamos que se sumerge debemos entender inmediatamente que la salpa ha picado, por lo que será el momento de clavar, algo que deberemos intentar hacer de lado (teniendo en cuenta que este pez acostumbra a comer lateralmente).
En el momento de sentirse enganchada, la salpa utilizará toda su fuerza (que no es poca), para intentar escapar. Su primera reacción será lanzarse en picado hacia el fondo, con la clara intención de romper el nailon. Si no lo logra así comenzará a dar fuertes sacudidas de un lado a otro y a gran velocidad.
Sin duda ayudarnos de una sacadera resulta más que necesario…

Consejos útiles

  • Habitualmente encontraremos a la Salpa a lo largo de las costas rocosas, siempre y cuando éstas se encuentren cubiertas de amplia vegetación.
  • Suele permanecer en las zonas de rompientes, esperando los trozos de algas que las olas desprenden de las rocas
  • Los mejores lugares para su pesca son, por tanto, los malecones con fondo escolloso (siempre cubierto de algas) y las escolleras, ya sean naturales o artificiales.
  • La mejor época para su pesca son los meses comprenden la primavera y el verano.
  • En cuanto a los momentos del día, sin duda los más adecuados son los de las primeras horas de la mañana y al anochecer.
  • Siempre que el mar se encuentre movido, podremos obtener mejores resultados, sobre todo en lo relacionado con el tamaño de las capturas (las Salpas de mayor tamaño son más propensas a picar con el mar embravecido, puesto que no advertirán la presencia del sedal).
  • Nada mas pescar la salpa debemos proceder a limpiarla (quitándole las vísceras) y ponerla en remojo con agua de mar, puesto que sino corremos el riesgo de que coja gusto amargo debido a la putrefacción de las algas contenidas en su estómago.
Etiqueta: Peces agua salada
Publicado en: Pesca, Especies

New Account Register

¿Ya tienes una cuenta?
Log in instead Or Reiniciar contraseña