JUGAR AL GOLF CON VIENTO

Entrenamiento

Seguro que te ha pasado en más de una ocasión: estás disfrutando de un recorrido de lo más tranquilo y de repente se levanta un vendaval que te complica el juego… Y es que jugar al golf con viento es una de las situaciones más comunes que nos podemos encontrar y, sin duda, es algo para lo que deberíamos estar preparados si no queremos que el resultado final del recorrido sea catastrófico.

Y es que, tanto si eres amateur como si tienes un nivel de profesional, todos los golfistas tienen dificultades para jugar al golf cuando sopla un fuerte viento.

Para enfrentarte a este escenario, a continuación te presentamos una serie de consejos que te ayudarán a salir “airoso” de esta situación.

 

IDENTIFICAR LA DIRECCIÓN Y LA FUERZA DEL VIENTO

Para saber cómo actuar y ser consciente de como el viento puede llegar a afectar a nuestro juego, lo primero será intentar identificar la dirección del viento y la fuerza con la que sopla.

Aunque parezca una obviedad, la dirección y la fuerza del viento pueden llegar a conocerse observando nuestro entorno, mirando el movimiento de las hojas de los árboles, las nubes, el ondear de las banderas… Un truco muy utilizado (y muy útil y sencillo) para conseguir información sobre el viento es arrancar un poco de césped y lanzarlo al aire, ya que con esta acción podrás saber hacia dónde se dirige el viento y cuál es su intensidad.

LA DIRECCIÓN DEL VIENTO

Dependiendo de la dirección el viento lo podemos tener:

  • A favor: Esto sucede cuando el viento sopla a favor de nuestro golpe. En este caso el golpe será más largo y alcanzará menos altura de lo normal. También debes saber, que cuando la bola toca el suelo, va a recorrer una mayor distancia.
  • En contra: En el caso de que nuestro golpe vaya en contra del viento, la bola cogerá una mayor altura recorriendo menos distancia, y cuando la bola toque la hierba el spin será mayor, haciendo que la bola se detenga más rápidamente.
  • Cruzado y lateral: Este es el viento más común y el más complicado de afrontar, ya que empujara a la bola dependiendo del lado del que venga. Con este tipo de viento ten en cuenta que los efectos que le des a la bola, el viento los puede potenciar o anular.

Qué palo utilizar y estrategias dependiendo de la dirección del viento.

Una vez que tenemos claro cuál es la dirección del viento, tendremos que seleccionar el palo que mejor se adapte a las condiciones a la que nos enfrentamos.

La norma general nos dice que cuando juguemos con viento en contra será necesario que juguemos un palo más largo de lo habitual, y con menos loft, y lo contrarío cuando juguemos con viento a favor.

También se recomienda agarrar el palo un par de pulgadas más abajo, para aumentar el control. Para intentar que la incidencia del viento sea mínima, los golpes no deben elevar mucho la bola, ya que si lo hacemos esta tenderá a desviarse y perderemos totalmente el control sobre ella.

Además de los anteriores consejos generales sobre el tipo de palo, cada golpe debe ser distinto en función de la dirección del viento

  • Viento a favor: Como en este caso la bola recorre más distancia y vuela más bajo, se recomienda usar palos de mayor loft, que ayuden a elevar más la bola y así hacer distancias mayores. Es recomendable realizar un swing completo, adelantando la bola, situándola más próxima al pie izquierdo.
  • Viento en contra: Aunque con este viento nuestro primer impulso sea golpear con más fuerza la bola, esto sería un error ya que el back-spin de la bola aumentaría, y perderíamos control sobre la misma. Lo recomendable es realizar un swing con una potencia media-alta, abriendo más tus piernas y usando un palo más largo de lo normal. Si la intensidad del viento es moderada, en la que deberías de usar un hierro 5 usa un 6, pero si el viento es fuerte puedes utilizar incluso un hierro 7.
  • Viento cruzado o lateral: Se debe actuar cono en el caso de viento en contra, pero realizando un swing completo, y variando el punto donde apuntamos en función del viento: por ejemplo si el viento sopla de derecha a izquierda debes apuntar hacia el lado derecha de la calle y golpear la bola sin efecto para que el viento sea el que la centre en la calle.

Los jugadores con más experiencia juegan con efectos para que la bola vaya prácticamente recta:

  • Efecto fade; el viento sopla de derecha a izquierda, golpearemos la bola con efecto de izquierda a derecha.
  • Efecto draw; golpear la bola de tal forma que tome una trayectoria curva de derecha a izquierda (para los jugadores diestros).

 

PATEAR CON VIENTO EN EL GREEN

En función de la velocidad del viento y tipo de green, los golpes de putt pueden verse afectados y perjudicarnos a la hora de embocar la bola.

Además, si el viento sopla fuerte, y sabemos manejar esta situación, nos dará una ventaja competitiva frente a nuestros competidores, y ampliará nuestras opciones de juego:

  • Si el viento sopla fuerte es aconsejable abrir un poco más nuestro stance para tener una base más estable y evitar que el viento modifique nuestra postura.
  • Es recomendable inclinarse más encima de la bola, y elegir el palo más corto nos hará más bajos y que el fuerte viento no nos afecte al ejecutar el golpe de putt.
  • No olvides hacer un movimiento de golpe de putt más largo, y así empujar más la bola en la dirección en la que la queramos mover. Esto no significa golpear con más fuerza la bola, al contrario, el golpe debe de ser suave, y simplemente debe de ser un movimiento más largo.

 

CONCLUSIONES GENERALES

A continuación unas últimas recomendaciones para que afrontes los días de golf con viento de la mejor forma posible, sin que afecte a tu juego:

  • Sea cual sea la dirección del viento, siempre es recomendable que la bola vuele baja, ya que eso ayudará a que el aire afecte lo menos posible su trayectoria.
  • Si al llegar al campo nos encontramos con viento, deberemos hacer un stance (colocación de las piernas) más ancho, lo que nos dará una base más estable. A su vez colocaremos la bola algo más retrasada, lo que nos ayudará a que el vuelo de la bola sea más bajo.
  • Te recomendamos que si vas a jugar un torneo en un día especialmente ventoso, practiques unos golpes antes de que este comience, ya que te ayudará a ver como afecta el viento sobre la bola y cómo son de efectivos tus golpes con la presencia del viento.
  • También es importante ir bien equipado para un día de golf con viento. Te aconsejamos que vistas un cortavientos usándolo como una segunda o tercera capa, esto te servirá para ir abrigado, cómodo y facilitando en gran medida el juego.
Publicado en: Golf, Entrenamiento