CÓMO SALIR DEL BÚNKER FÁCILMENTE

Entrenamiento

Casi todos los jugadores amateurs se encuentran con dos dificultades principales cuando intentan sacar sus bolas del bunker:

1.- La colocación a la bola.

2.- La cantidad de arena a coger en cada golpe.

 

Ante estos problemas resulta bastante habitual caer en errores tan comunes como golpear la arena con fuerza o, al contrario, intentar sacarla sin llegar a tocar la arena… Pues bien, ninguna de estas dos soluciones es válida y, de hecho, pueden llevarnos a una situación aún peor que la inicial.

 

En realidad jugar la bola desde el bunker es mucho más sencillo de lo que inicialmente podemos pensar. A continuación te explicamos cómo:

 

LA COLOCACIÓN

Debemos tener en cuenta que el principal objetivo cuando se golpea la bola situada en un bunker, es conseguir elevar la bola rápidamente. Para lograr este objetivo deberás seguir estos sencillos pasos:

– Abre el stance ligeramente.

– Mantén la cara del palo apuntando al hoyo: esto le hará añadir loft al palo, obligándole a cortar la bola (perfecto para este tipo de golpes).

– Colócate con el stance abierto: la bola deberá situarse entre la parte interna del pie situado delante y el centro de tu stance.

– Sitúa la cabeza del palo detrás de la bola, asegurándote de que apunta hacia el objetivo.

– Agarra el grip: es muy importante que lo hagas en este orden (primero abrir la cara del palo y luego coger el grip).

– Flexiona las rodillas: debes realizar el mismo movimiento que harías si te fueras a sentar.

– Entierra los pies en la arena unos pocos centímetros.

La realización de todos estos movimientos te ayudará a penetrar el palo por detrás de la bola, a unos pocos centímetros y a pasar el palo por debajo de ella; en definitiva, realizará un golpe de bunker perfecto.

 

CONSEJOS

Sigue estos consejos para conseguir un gran golpe:

– Trata de concentrarte en un punto que esté unos 4 cm. por detrás de la bola, no en la propia bola.

– Haz que sea tu mano derecha la que domine el movimiento.

– Y, ante todo: “Realiza una explosión, nunca un choque”. Recuerda, un puñado de arena es todo lo que necesitas sacar.

Publicado en: Golf, Entrenamiento