CLAVES PARA AUMENTAR LA DISTANCIA

Entrenamiento

Conseguir golpes efectivos que a la vez alcancen un gran recorrido puede ser más sencillo de lo que parece.
A continuación te damos algunas claves para ganar distancia con tus golpes:

 

GANAR FLEXIBILIDAD PARA GANAR DISTANCIA

Uno de los imperativos necesarios para conseguir más distancia en cada golpe es, sin duda, ser flexible.

Sin embargo, son muchos jugadores los que no son capaces de ejecutar un giro atlético, que permita alcanzar grandes distancias. Es por tanto fundamental que seamos capaces de ganar flexibilidad en los movimientos. Hay que ser consciente de que estirar con regularidad puede influir mucho en la flexibilidad, por lo que no dejes de hacerlo siempre que practiques cualquier ejercicio.

LOS GLÚTEOS, UN FACTOR CLAVE

Sin unos glúteos fuertes y bien tonificados es casi imposible hacer un swing poderoso. Además si no contamos con una buena condición física, tarde o temprano terminaremos con dolor de espalda, porque la zona lumbar está girando más allá de lo que es natural.

Los glúteos mayores generan la extensión de las caderas, si los glúteos no hacen bien su trabajo, esa extensión se hace hacia atrás, con lo que el tronco superior se yergue durante el downswing por el movimiento lateral de las caderas y esto no es correcto. Un excelente ejercicio para entrenar los glúteos y mejorar la movilidad de las caderas es la sentadilla lateral.

EL TEE

A pesar de que muchos no le otorgan la importancia que realmente tiene, no está de más que recordemos que uno de los elementos que más pueden influir en la distancia alcanzada es la forma y modo cómo se coloca el tee en la salida.

Por eso, cuando coloques tu tee, intenta siempre cumplir dos normas:

– Más alto de lo que habitualmente lo pondrías.

– Más adelantado (entre 3 y 5 centímetros más).

Así de fácil… Por supuesto, tiene una explicación: al colocar así el tee nos obligamos a coger la bola en la subida del palo y con ello conseguimos que vuele más y que, al caer, ruede más terreno.

LOS PIES

No podemos olvidar que los pies son la base de cualquier golpe y, si queremos imprimir potencia a nuestros golpes, es imprescindible que intentemos partir de una base sólida. Se trata simplemente de modificar ligeramente la posición a la bola y más concretamente la colocación del pie derecho.

Aunque muchos no lo saben, la posición del pie derecho determina la cantidad de giro que pueden realizar las caderas durante la subida del palo y la potencia que se puede generar a lo largo del golpe.

Lo más normal es que se coloque el pie de forma perpendicular a la línea del objetivo, aunque ésta es una postura correcta, también es verdad que puede dificultar (o por lo menos limitar) el giro de la cadera.

Por eso nuestra recomendación es que coloques el pie derecho con un ángulo de apertura de unos 20 grados más o menos en el momento de la colocación (al igual que con el pie izquierdo).

Este tipo de stance te proporciona mayor estabilidad para la parte superior del cuerpo, permitiendo que la cadera derecha rote fácilmente. Todo se resumirá en más potencia durante la bajada del palo y, por tanto, en el golpe.

LA IMPORTANCIA DEL GRIP:

Fortalecer el grip es absolutamente necesario para todos los jugadores que pierden distancia como consecuencia de que la bola se desplaza hacia la derecha.

¿Cómo saber si tu grip es débil? Hay que analizar nuestro swing, bien poniéndonos delante de un espejo de cuerpo entero o bien con la ayuda de un compañero. El momento clave es en lo alto del swing: la cara del palo deberá quedar mirando un poco más hacia el cielo.

¿Cómo fortalecer el grip? Te proponemos que pruebes a modificar la forma en la que agarras el palo:

– Coloca la mano superior algo más arriba de lo habitual y la mano inferior más por debajo.

– Comprueba que puedes ver la marca de tu guante.

– El pulgar de la mano inferior deberá asentar sobre la parte central del grip, no sobre el lateral.

Publicado en: Golf, Entrenamiento