BOLA ENTERRADA EN EL BÚNKER, ¿CÓMO JUGARLA?

Entrenamiento

A todos nos habrá pasado en alguna ocasión: nuestra bola vuela hasta quedarse completa o parcialmente enterrada en el bunker; ha quedado “empotrada”.

Se trata sin duda de una situación difícil, que requiere de una técnica especial si queremos salir airosos del trance.

Presta atención a los consejos que aquí le vamos a dar para ello.

 

En muchas ocasiones sólo podremos ver la parte superior de la bola, por encima de la superficie. Nuestro objetivo no será otro que el de procurar sacar la bola de esa situación complicada, tratando simplemente de dejarla en el green; sin aspirar a dejarla cerca del hoyo… ya es un golpe difícil de por sí como para meternos mayor presión.

 

POSICIÓN. CÓMO GOLPEAR A LA BOLA

  • Es fundamental que cerremos la cara del palo: la parte delantera debe ser la primera en entrar en contacto con la arena.
  • Colocaremos la bola más hacia el pie derecho.
  • Las manos estarán ligeramente por delante de la bola.
  • El cuerpo deberá estar colocado encarado al hoyo.
  • Cogeremos el grip un poco más corto y con una presión mayor.
  • Hay que intentar penetrar en la arena a dos centímetros de la bola; realizando un golpe firme.
  • Debemos tener presente que al golpear con la cara del palo cerrada, la bola rodará más, por lo tanto hay que ser muy preciso a la hora de dosificar la fuerza del golpe.

 

Por último señalar que suele ser mejor decantarse por un pitching wedge, antes que un sand wedge, puesto que el primero entra mejor en la arena.

Publicado en: Golf, Entrenamiento