• -6,54 €
  • REBAJAS

Chaleco Infantil 100n/150n

N200090M
Desde  25,99 €
32,53 €
-6,54 €
Talla
Modelo
Cantidad
Desde  25,99 €
32,53 €
-6,54 €
Protección para los más pequeños.
Chaleco infantil con dos posibilidades de flotación, 100N o 150N, que reducen el riesgo de ahogamiento.
Están preparados para mantener a los más pequeños siempre boca arriba, ayudando a tener las vías respiratorias fuera del agua.
Su gran cuello permite que el niño mantenga la cabeza siempre fuera del agua.
Está provisto de:
  • Cincha entre las piernas con hebilla y soporte.
  • Cremallera de plástico.
  • Cintas reflectantes.
Adquiera la Luz Led para Chalecos Salvavidas Lalizas Safelite IV PULSE AQUÍ
Consulta: El chaleco es rojo o naranja?
Ana Maria
Respuesta: Hola. El chaleco es naranja.
Álvarez, deporte y tiempo libre
×
Los datos se han enviado correctamente
Ha ocurrido un error. Por favor, inténtelo de nuevo.
Productos similares a Chaleco Infantil 100n/150n
Si es importante mantener en perfecto estado todas las partes de nuestra embarcación, cuanto más aquellas que hacen referencia a los materiales de seguridad.

No basta con comprar y guardar el material que la ley nos exige en cada caso, sino que deberemos revisarlo y realizar los oportunos cuidados por si en alguna ocasión los necesitáramos. Estamos seguros de que entonces no querremos acordarnos de lo que deberíamos haber hecho y ni hicimos...


Debes tener en cuenta los siguientes puntos en el cuidado de los Chalecos Salvavidas:
  • Lávalos cada cierto tiempo y antes de guardarlos comprueba que están bien secos.
  • Si dispones de chalecos inflables, comprueba que no existe ninguna pérdida de aire. Para ello ínflalos y déjelos al menos 24 horas con el aire dentro. Comprueba la válvula de inflado, ya que ésta suele atascarse debido a la falta de uso, si ocurre esto cambia el chaleco inmediatamente.
  • En caso de que sea necesario colocar algún parche, es preferible encargarlo al fabricante para que realice una revisión.
  • Un punto en el que debemos poner especial cuidado son las cremalleras y cierres automáticos, que pueden atascarse fácilmente debido a la salitre. Ten en cuenta que un chaleco o un flotador que no puedan cerrarse correctamente no servirán para nada.
    Para conseguir que una cremallera atascada por la sal vuelva a funcionar bien, deberás lavarla adecuadamente con agua dulce; en caso de que esto no funcione, deberás aplicar un líquido especial para desatascar cremalleras, y dejarlo actuar durante toda una noche. Si aún así persiste el problema, deberemos eliminar la corrosión rascando con la punta de una navaja o cuchillo, al tiempo que pondremos más cantidad de líquido.
    Una vez desatascada, frote los dientes con un cepillo fino de alambre y aplique producto desatascador.
    Repetiremos todo el proceso con los cierres automáticos si fuera necesario.
  • Por último recordar que resulta imprescindible revisar el resto de elementos de los que disponga el chaleco: luces de seguridad, silbatos, bandas reflectoras...
El chaleco salvavidas es un elemento fundamental y además es obligatorio llevarlo siempre en perfectas condiciones en el equipamiento de nuestro barco.
Existe una amplia gama de chalecos salvavidas en el mercado para poder adaptarse a los distintos usos y actividades. Los barcos mercantes utilizan modelos rígidos de espuma, también hay modelos más cómodos de inflado automático que no molestan para maniobrar y que son más prácticos para las embarcaciones de recreo.
Los chalecos salvavidas miden su índice de flotabilidad en Newtons (N) y se pueden encontrar de cuatro tipos; 50 N, 100 N, 150 N y 275 N.
El índice de flotabilidad es uno de los datos importantes para poder incorporarlos como parte del equipo de seguridad de nuestra embarcación y poder pasar la ITB, ya que según nos alejemos de la costa o según la zona de navegación para la que esté homologado nuestro barco, necesitaremos unos chalecos salvavidas con mayor o menor índice de flotabilidad. El otro dato importante a tener en cuenta es que estén homologados para lo que deben ser de tipo «SOLAS» o de tipo «CE».
tabla_zonas_navegacion
También y según la legislación española debemos de tener en cuenta que los chalecos salvavidas de tipo inflable deben de ser revisados anualmente por una Estación de Servicio Autorizada y es por ello que muchos armadores disponen de chalecos rígidos para pasar la ITB y de chalecos inflables más cómodos y manejables para su uso diario.
tabla_chalecos
Chalecos de 50 N:
Los chalecos salvavidas de 50 Newtons están indicados para personas que saben nadar bien ya que son solamente una ayuda a la flotabilidad y solo se recomiendan para su uso en aguas interiores, tranquilas o protegidas y para la práctica de actividades náuticas deportivas como vela ligera, kayak o esquí náutico ya que tras una caída practicando estos deportes su uso permite poder regresar a nado hacia su embarcación.
Este tipo de chalecos tienen una flotabilidad de tan solo 5 Kg y deben de ajustarse al cuerpo perfectamente disponiendo de diferentes tallas para poder adaptarse correctamente a cada individuo.

Chalecos de 100 N:
Los chalecos salvavidas de 100 Newtons tienen una flotabilidad de 10 Kg y permiten mantener a flote a una persona que no sepa nadar. Este tipo de chalecos no son capaces de mantener a un náufrago boca arriba en el caso de que haya caído al mar inconsciente.
Los chalecos salvavidas de 100 N solo están homologados como parte del equipo de seguridad de una embarcación para las zonas de navegación 5, 6 y 7.

Chalecos de 150 N:
Los chalecos salvavidas de 150 N son los más utilizados en náutica de recreo y son los necesarios para barcos que naveguen en alta mar. Tienen una flotabilidad mínima de 15 kg y permiten voltear y mantener boca arriba a una persona inconsciente. Este tipo de chalecos, por el volumen que ocupa una vez inflado, dificulta mucho el movimiento e imposibilita nadar al náufrago.
Los chalecos de 150 N son el tipo de chalecos homologados para navegación en las zonas 2, 3 y 4.

Chalecos de 275 N:
Los chalecos de 275 N son el tipo de chaleco homologado para navegar en la zona de navegación 1, es decir, para navegación de altura en condiciones duras y llevando ropa de protección pesada. Está también destinado a trabajadores de plataformas petrolíferas y debido a su voluminosidad una vez inflado, dificulta notablemente el movimiento, siendo complicado para la persona que lo porta nadar o subir por sus propios medios a una balsa salvavidas.

Chalecos de inflado automático:
Los chalecos salvavidas de inflado automático funcionan gracias a unas botellas a presión de dióxido de carbono (CO2). Este gas se libera automáticamente tras su contacto con el agua o bien de forma manual tirando de una palanca que agujerea la botella y libera todo su gas. En caso de fallo del dispositivo de inflado automático también estos chalecos se pueden inflar manualmente con la boca mediante un tubo situado en la parte superior.

Consejos:
  • Antes de zarpar, cada persona de la tripulación debe de tener consignado su propio chaleco salvavidas para toda la travesía, teniéndolo ajustado a su talla y conociendo perfectamente la forma de colocarlo y su funcionamiento.
  • Siempre se debe colocar el chaleco salvavidas por encima de la ropa y nunca dejarlo por debajo de un chubasquero, pues en caso de caída al agua la presión del aire entre el cuerpo y chubasquero puede dificultar la respiración.
  • Hay que saber anticiparse y ante los primeros síntomas de que las condiciones climatológicas se complican debemos ponernos los chalecos salvavidas. Esperar al último momento puede complicar mucho las cosas y algo tan sencillo como aparentemente ponerse un chaleco salvavidas puede llegar a ser muy complicado con mala mar o síntomas de mareo.
  • Siempre en navegación nocturna y aún con buena mar, la tripulación de guardia deben de llevar siempre puestos los chalecos salvavidas.
  • Llevar colocados en cada chaleco salvavidas algunos accesorios como el silbato, una luz de emergencia para su fácil localización en la oscuridad, una radiobaliza personal si disponemos de ella.
  • También existen chalecos salvavidas que llevan incorporado un arnés de seguridad, estos son muy aconsejables ya que podremos ir siempre sujetos a alguna parte fija del barco, cáncamo o línea de vida.
  • Revisar siempre el estado de los chalecos antes de cada singladura.

Legislación:
  • Las embarcaciones que naveguen en la zona 1 deberán llevar como mínimo un chaleco salvavidas por persona autorizada más un 10% del total.
  • Las embarcaciones que naveguen en las zonas 2 a 7 llevarán como mínimo un chaleco salvavidas por persona autorizada.
  • Los niños deberán disponer de un chaleco salvavidas adecuado a su peso por cada niño que esté a bordo.
  • Los chalecos salvavidas inflables serán revisados anualmente por una estación de servicio autorizada.
  • Los chalecos salvavidas para la zona de navegación 1 deberán ser SOLAS o CE y de 275 Newtons.
  • Los chalecos salvavidas para las zonas de navegación 2,3 y 4 deberán ser SOLAS o CE y como mínimo de 150 Newtons.
  • Los chalecos salvavidas para las zonas de navegación5, 6 y 7 deberán ser SOLAS o CE y como mínimo de 100 Newtons.

New Account Register

¿Ya tienes una cuenta?
Log in instead Or Reiniciar contraseña