álvarez. deporte y tiempo libre
T. 902 10 55 00
Outlet Caza
 está usted en 
Las Armas

el visor

Ajuste del visor


Con el nombre de "afinamiento" queremos referirnos a la operación de ajuste entre el visor y el rifle. Ni que decir tiene que se trata de una operación básica y fundamental, puesto que si no conseguimos que este ajuste sea el correcto será preferible no utilizar la mira (¡sólo nos servirá para saber con total seguridad que erraremos el disparo!). Debemos ver el conjunto arma/mira como un todo indivisible en el que únicamente la correcta interacción de ambas partes contribuye al éxito final.

A la hora de ajustar el visor tenga en cuenta los siguientes puntos:

  • Compruebe que el visor se encuentra perfectamente colocado. Los anillos, monturas y tornillos que sirven para fijar, están perfectamente adheridos y apretados.
  • La distancia desde el ocular al ojo dominante, una vez encarado el rifle, no puede ser menor de 8 cm. Tenga en cuenta que el retroceso de todo el conjunto, rifle-visor, puede provocar el golpe del anteojo en la ceja, en el ojo o en la mejilla.
  • A la hora de realizar pruebas, deberemos utilizar siempre el mismo cartucho: conviene que sea la misma caja, con idéntico peso de proyectil y marca fabricante.
  • Para realizar tiros de prueba buscaremos un lugar fijo, apoyando el arma sobre elementos blandos: almohada, ropa vieja, mantas... son buenas opciones. Por supuesto, siempre será preferible disponer de un caballete de tiro.
  • Aunque el armero realice el ajuste siempre resulta conveniente que el arma sea probada por el propio cazador, teniendo en cuenta que la agudeza visual puede cambiar mucho de una a otra persona.
  • Tenga presente que el desplazamiento de una medida del "click" equivale a un centímetro de derivación de la bala a unos cien metros de distancia.

Por supuesto y por encima de todo esto, hay que tener presente que siempre que no contemos con la experiencia suficiente o no estemos muy seguros de nosotros mismos, será preferible dejar el afinamiento en manos de un experto armero.

Dicho todo esto, continuaremos explicando que para ajustar el arma contamos con los encastres o mandos del visor; éstos actúan desplazando la retícula en sentido horizontal y vertical.

Para realizar todos los ejercicios necesarios, es conveniente contar con una mesa o caballete de tiro, al menos tres dianas (de 80 x 80 es una buena medida) y suficiente munición (que, como ya hemos dicho, deberá ser siempre la misma).