álvarez. deporte y tiempo libre
T. 902 10 55 00
Outlet Caza
 está usted en 
seguro del cazador

choques

Lo llamemos choque, choke o estrangulación (nombre más castellano), lo cierto es que esta parte del arma supone, junto con la longitud, uno de los elementos más importantes para el correcto rendimiento del cañón de cualquier escopeta.

subir subir   

que es un choque

Definiremos choque como el estrechamiento en la boca del cañón de la escopeta, que actúa sobre la carga de perdigones al salir por ella, para conseguir un rociado más denso que el que se lograría si el cañón no dispusiera de esta restricción.

En cualquier calibre, el diámetro interior del tubo se reduce de forma notable a unos 10 centímetros de la boca de salida, agolletamiento que imprime potencia a los perdigones y los distribuye con mayor o menor agrupamiento.

Los primeros cañones se construían de manera totalmente cilíndrica y con una gran longitud, con lo que se pensaba que el alcance conseguido sería mayor. Esta idea fue desestimada por los armeros británicos quienes, a finales del pasado siglo XIX, consideraron la idea de estrechar el tramo de salida del cañón, con lo que consiguieron un alcance superior y mayor plomeo con cañones más cortos.

Esta idea se basa en el efecto que podemos observar en la salida del agua de una manguera. Efectivamente, a medida que se reduce el orificio de salida, menor será el diámetro del chorro, al tiempo que éste alcanzará una mayor distancia. Así los perdigones serían el fluido que pasa por el interior del cañón ( lo que haría las funciones de manguera); si éste fuera totalmente cilíndrico el alcance y la agrupación de la plomada serían menores que si lo cerráramos un poco en su tramo final, es decir, en la boca.

En general, podemos decir que cuanto mayor sea el grado de choque, más densa será la dispersión resultante.

Por supuesto el alcance no sólo depende de este factor, sino también de otros de gran importancia como el tamaño del plomo, la calidad del cartucho, la experiencia del cazador...

subir subir   

tipos de choques

Los estrechamientos van escalonados según la pronunciación de los mismos, siempre medidos en décimas de milímetro y de la siguiente forma:

Hallaremos la diferencia de la mayor y menor medida interna y así conoceremos las décimas que determinan el grado de estrangulamiento. Así si por ejemplo disponemos de un cañón totalmente cilíndrico del calibre 12 con diámetro de 18,5 mm en toda la longitud interna y el diámetro de la boca es de 17,5 mm, haremos: 18,5 ? 17,5=10 décimas.

Los estrangulamientos se ordenan de menor a mayor, de la siguiente forma:

  • Cilíndricos (1/1): 18,5 mm de diámetro interno en todo el caño.
  • Un cuarto /1/4): 1-2 décimas (****).
  • Medio choque (1/2): 3-4 décimas (***).
  • Tres cuartos (3/4): 8-9 décimas (**).
  • Full choque (estrangulación completa): 9-11 décimas (*).

Los asteriscos sirven para representar la estrangulación del arma y suelen estar grabados en los cañones del arma.

subir subir   

qué tipo de choque elegir

Teniendo en cuenta la enorme importancia de los choques en el comportamiento del arma, deberemos tener presente algunas consideraciones para conseguir que la elección final sea la más correcta para nuestras necesidades.

Efectivamente, los puntos a tener en cuenta son muchos: modalidad de caza practicada, especie objetivo, cartucho utilizado, perdigón... Son tantas las cosas a considerar que realmente podremos volvernos locos si no nos centramos un poco en nuestros objetivos y necesidades.

Así y a nivel general podemos señalar lo siguiente:

  • Cazadores nóveles: para todo aquel que se esté iniciando en la caza, si utiliza una escopeta bicañón (ya sea plana o superpuesta) se recomienda un cilindro de Œ en el primer tubo y de medio choque (1/2) en el segundo. En caso de que la escopeta sea monocañón o repetidora, utilizaremos el de Œ hasta no contar con la experiencia necesaria.
  • Cazadores experimentados: dependerá de la modalidad de caza practicada:
    • Caza de monte alto: Œ en el primer cañón y œ en el segundo; Œ si se caza con semiautomáticas.
    • Ojeos, palomas y acuáticas ?al paso?: œ en el primer cañón y Ÿ o full en el segundo, en caso de ser una repetidora será preferible contar con medio choque (1/2).

Para poder disponer de estos choques, será necesario poseer un juego de cañones que nos permita combinarlos de la siguiente forma:

  • Cañones que deberían ser cortos (65 cm): Œ en el primero y œ en el segundo. Esto nos resolvería el problema del cazador novel así como el del veterano que trata de cazar en un monte arbolado.
  • Cañones normales (70 cm): œ en el primero y Ÿ o full en el segundo. De esta forma podremos acudir a cualquier tipo de ojeo o caza de monte raso sin problema alguno (siempre y cuando se dominen las técnicas de tiro, claro está).

Debemos tener en cuenta que las escopetas repetidoras únicamente disponen de un cañón, por lo que no permiten este tipo de combinaciones, por lo que lo más habitual es equiparlas con polichoques*.

Otros muchos expertos tratan de elegir el choque considerando que el mejor será siempre el mínimo que se ajuste a los requisitos de la caza practicada. Esto implica considerar la densidad mínima de perdigones que se necesita para conseguir un poder ?mortífero? razonable con respecto a las piezas que sean objeto de caza:

  • Especies mayores (faisanes y patos): se precisará un mínimo de 60-80 perdigones en un círculo de 76 centímetros de diámetro.
  • Especies menores (perdices, palomas, chochas...): mínimo de 130 perdigones.

En general se considera que los chokes abiertos resultan más eficaces para la caza a todas las distancias, hasta un máximo de 36,5 metros.

subir subir   

distancias

A nivel global podemos decir que los cazadores poco expertos deberán utilizar chokes muy abiertos, nunca superiores a Œ, mientras que un tirador de gran calidad deberá decantarse por una estrangulación total (full).

De todas formas debemos tener siempre presente que cualquier escopeta está hecha para disparar entre 30 y 45 metros, por lo que lograr abatir una pieza a más de 50 metros resulta más que nada pura casualidad. Además, disparar a estas distancias no sólo resulta inútil en la mayoría de los casos, sino que además es poco ético, puesto que lo más normal en caso de acertar, es dejar a la pieza herida, la cual se desangrará hasta terminar muriendo.

Las distancias ideales de los diferentes choques, considerando previamente que se han de usar cartuchos de 70 mm cargados con 34 ó 36 gr. y perdigón del 7, serían las siguientes:

  • Cilindro mejorado (1/4): entre 20 y 30 metros.
  • Medio choque (1/2): entre 30 y 35 metros.
  • Tres cuartos (3/4): entre 35 y 40 metros.
  • Choke completo o full: entre 40 y 45 metros.

Ni que decir tiene que el tamaño de los plomos influye en el rendimiento de los estrangulamientos: así un perdigón del 10ª resultaría inútil a distancias que sobrepasen los 35 ó 40 metros puesto que, aunque llegarían a su destino, la falta de masa les impediría alcanzar las máximas distancias marcadas con suficiente energía final, por lo que no podrían matar ninguna pieza.

subir subir