álvarez. deporte y tiempo libre
T. 902 10 55 00
 está usted en 
Rincón del cuidador

Los sonidos del caballo


Los caballos emiten diferentes sonidos, con los que tratan de expresar distintos sentimientos. Entre las señales acústicas que emiten, destacan los relinches y soplidos; ¿qué significan?, lo cierto es que no existen unas conclusiones definitivas sobre el significado de cada uno de estos sonidos emitidos por el caballo. Para saber lo que quieren transmitir es necesario relacionarlas con las posturas corporales y con el contexto en que cada uno de estos sonidos es emitido.

  • El Relincho: normalmente es utilizado por el caballo para advertir de su presencia, en ocasiones en las que se ve separado del resto de la manada.
    Situaciones comunes en las que podremos escuchar este sonido es cuando nos alejamos de nuestro animal, si advierte la distancia emitirá un relincho, con el que trata de advertirnos dónde se encuentra. También existe el relincho de bienvenida , que será suave y cariñoso, cuando nos ve acercarnos con su comida o, en algunos casos, cuando simplemente escuche nuestra voz.
    El relincho puede transmitir afecto o simplemente ser utilizado como saludo para darse a conocer.
  • El Resoplido: producido por una emanación del aire que elimina por la nariz. Este sonido se asocia a situaciones de alarma o momentos de frustración para el animal. El resoplido o piafe surge cuando el caballo se encuentra en una situación desconocida para él o al asustarse ante un objeto extraño.
    En función de la intensidad del resoplido podremos llegar a determinar el estado del caballo.
  • El Resuello: sonido de alarma por excelencia. Sirve para advertir de que se acerca un peligro, así como su dirección. Cuando el caballo perciba un sonido, un olor o un objeto no común en su entorno natural, emitirá un resuello que servirá, además de cómo una advertencia, para indicar al resto de caballos el lugar del que proviene la amenaza.
    Suele estar acompañado por una postura del cuerpo que muestra estado de nerviosismo y disposición para la huida.