álvarez. deporte y tiempo libre
T. 902 10 55 00
Outlet
 está usted en 
Lecciones de golf

Si desea obtener información sobre un tema en concreto, puede utilizar el buscador por palabras:

Mejore su golpe de wedge

Hablar a estas alturas de la importancia de un buen juego corto resulta tan obvio que no lo vamos a hacer.
Hemos demostrado en más de una ocasión que es en esta parte del recorrido donde existe la diferencia entre subir o bajar el handicap.
Conscientes de esto, preparamos esta lección en la que le damos una serie de consejos prácticos para mejorar el golpe de wedge. A pesar de que en un principio podemos pensar que los golpes que requieren distancia son los más difíciles, lo cierto es que los golpes cortos exigen también una técnica cuidada que debemos conocer y practicar.
Para ello, tome nota de lo que a continuación le exponemos:

  • No exagere su Backswing: no deberá levantar del todo el palo. Tenga en cuenta que con un swing completo usted puede lanzar la bola alrededor de unos 90 metros; pues bien ahora no necesita alcanzar esta distancia por lo que tampoco deberá alzar igualmente el palo.
    Según los expertos, lo más recomendable es levantar el palo aproximadamente un 60 por ciento.
    Tenga en cuenta que uno de los errores más comunes en el juego con el wedge es el de hacer demasiado grande el backswing.
    El mejor consejo es que deje que la longitud del golpe sea la que marque el tamaño del backswing.
  • Centre la bola: los golpes de wedge tienen un ángulo más cerrado a la hora de llegar a la bola, lo que es debido a su corta longitud y a su ángulo en vertical.
    Por ello el fallo más habitual en el momento del impacto viene motivado por dos causas fundamentalmente: su peso está demasiado hacia atrás o la bola se encuentra demasiado adelantada.
    Para corregir cualquiera de estos dos problemas deberá centrar la posición de la bola con respecto a su stance, llevando el peso más hacia el lado izquierdo.
  • Cuadre la punta del palo: con el wedge usted debe realizar un golpe alto y a la vez suave, de tal manera que la bola caiga suavemente en el campo. Pues bien, esto nunca podrá conseguirlo si la cara del palo está cerrada; lo que es un error muy común en este tipo de golpes y que provoca que la bola salga disparada hacia la izquierda del objetivo.
    Para evitar que la cara del palo entre cerrada en el momento del impacto lo más adecuado será que la vigile cuando el palo se encuentre paralelo al suelo en el backswing, considerando que:
    • Si la cara del palo está apuntando entrea hacia abajo, está cerrada.
    • Si apunta hacia el cielo está correctamente colocada y le proporcionará un golpe controlado.
  • No impulse la bola con las muñecas: en un intento de ayudar a la bola a elevarse en el aire, muchos jugadores la impulsan con las muñecas, lo que provoca que el palo llegue al punto más bajo del swing antes de alcanzar la bola, estropeando el golpe.
    Tenga en cuenta que el wedge ya dispone de suficiente loft (cuando la varilla se encuentre perpendicular al suelo), no es preciso añadir más, al contrario resulta contraproducente.
    Busque un contacto sólido, con el que conseguirá que la bola que la bola vuele alto y aterrice suavemente.